jueves, 3 de mayo de 2007

Saludos

Bien, sean bienvenidos a este ciber.

Este sitio tan sólo se ha creado con un único fín, hacerles perder el tiempo.

Hace unos dias no lo habría hecho, pero todo cambió cuando hablé con mi colega Jesuli, y tras insistir mucho, terminó convenciendome.

"¡Quiero un blog, quiero un blog, quiero un blog,...!", le repetía una y otra vez. "¡¡¡Haz lo que quieras, por Dios, pero dejame en paz!!!", me respondió. Esas palabras suyas fueron proféticas, y al final terminé dejandole tranquilo.

Pero fué tomando un café en el Café Plaza, en Palma, cuando me decidí a hacerlo, el blog claro. Los signos eran favorables. Tantas coincidencias no podían ser fruto del azar. El café en el Café, ese día no trabajaba, y para colmo, habia cobrado el paro.

Y fué cuando sucedió. Se me acerca la camarera con paso decidido. Se vé que ya tenía tablas en esto. Traía la bandeja, que parecía ya una mera prolongación de su cuerpo. ¿O era el brazo?.
Se me venía a la mente la típica frase de los domingos, "No vuelvo a beber". Entonces, con voz aterciopelada, (¿han escuchado alguna vez eso?), pero decidida me comunicó que la tarjeta no tenía saldo.

Y así fué como decidí hacer el blog.

Espero que les haya sido de su agrado. Sea como fuere, vayan dejando la propina en el sombrero.

Pero no se vayan todavía, el espectáculo no ha hecho más que empezar.

3 comentarios:

Jesús Malia dijo...

Estás hecho un crac, je je.
¡Felicidades!

gema dijo...

Muy bueno tu blog. Felicidades. Aprovecho para recomendarte unos libros: Pastoral americana de Philip Roth y Middelsex de Jefrey Eugidenes. Dos pasadas.

Aprendiz dijo...

y por qué ya no hay más???